8.12.15

instrucciones para suicidarse

sr suicida: antes de leer este texto proceda a suicidarse ya mismo. yo después le explico, el texto justamente está para eso. en todo caso, pongamos que ha sido un gusto.



nunca elijas un lugar hermoso si pensás suicidarte. buscá locación con inteligencia y no con emociones. es un hecho que si elegís un sitio con un linda visual vas a terminar vivo, nadie se mata en un lugar donde puede distraerse escrutando el horizonte y haciendo reflexiones del tipo “qué breve es la vida”, “qué pequeños somos”, “todo esto no es más que un momento en un proceso” y cosas medio derivadas de eso… reflexiones desde un existencialismo reducido a fines pragmáticos, porque uno termina reflexionando como quien saborea un helado de dulce de leche granizado, con el mismo nivel de pasión y ensimismamiento y sin ningún verdadero interés por entender de qué está hecho el sentido del gusto. el sentido de la reflexión que cuestiona la existencia. si pensás matarte hacé lo posible para que la idea realmente esté en tu cabeza porque qué sucede con el potencial suicida. sucede que no hace sino buscar inconscientemente razones para seguir vivo. es entonces que un tipo al borde de un suicidio, con todo listo, el arma cargada, la carta saludando a los tíos y amigos, etc; un tipo que llega a ese punto generalmente tiene un desiquilibrio químico mental que propicia un desahogo hormonal tal como para estar hipersensible y colgar con la primer boludez que vea o razone. sé de suicidas que suspendieron todos sus planes de finiquitamiento vital porque antes de tirarse del edificio vieron una paloma de mierda volando por ahí y se pusieron a pensar qué entiende la paloma sobre el proceso físico que le permite despegar sus patas del suelo etc… bueno, si te vas a matar apagá la luz, agarrá el arma y solamente hacelo, sin vueltas. no le des tiempo al instinto vital en tu cerebro a pergeñar ese fino ardid que te sostendrá atado a la existencia corpórea por unos días más. suicida: todo lo que deseas se encuentra al otro lado del miedo. asimismo, tampoco te des al contacto con seres vivos, el suicida es tan estúpido que es capaz de pensar que un perro le está trasmitiendo algo, que le está hablando o pidiendo que no se mate, que aguante un poco más… eso aparte de que cuando la gente ve a alguien deprimido considera muy importante decirle que se anime, porque eso es algo que esa persona no ha pensado por sí sola antes, claro. la vida se facilita cuando la reducimos a una disyunción falaz, de esas cosas que en lógica preposicional de denominan error por tercero excluido. si usted comienza a vivir su vida con sólo dos patrones de conducta que sean “estoy más feliz que nunca” y “me voy a suicidar”,notará que su vida se facilita.

cuidado, suicida, con fórmulas del tipo “no me muero sin matar a alguien”, son muy tentadoras. sé que es muy atractivo eso de que en el infierno te condecoren y te reciban como a un héroe pero si te ponés a matar a todas las personas que odiás y te hacen no querer estar en este planeta cuando termines de matarlas te vas a dar cuenta de que resolviste tantos problemas que sería una pena matarte ahora. te vas a quedar vivo un par de días aprovechando que esa gente molesta ya no está por la vuelta… y suicida que sobrevive 48 horas con esas ideas ya no merece ser llamado suicida. como aspirante a suicida también tenés que saber que es mejor suicidarte estando despierto que dormido. la vigilia se presta mejor para que todo se vaya a la mierda, dormir es demasiado buena noticia como para que un tipo con ideas suicidas decida hacerlo. el dormido tiene tendencia a quedarse dormido y no a hacer cosas como suicidarse mientras duerme. no deposites demasiadas expectativas en tu muerte. algunos, como por ahí escribió hemingway, son inteligentes y sería raro verlos felices. otros sólo están tristes y quedan debiendo la parte de la inteligencia pero vos entendé que suicidarse puede no ser gran cosa, es mejor tener ganas de no estar vivo que tener ganas de morir, porque tampoco tenés muy claro de qué va eso de morir, es medio cita a ciegas. evita las divertidas e inverosímiles declaraciones con entonaciones pomposas y solemnes. elegí el perfil bajo, de todos modos después de muerto sólo vas a ser una noticia más para sus amigos, una novedad como un gol en un fin de semana, la declaración de un político o la infidelidad de un famoso. tus amigos sólo te van a recordar en los asados y después del segundo/tercer whiskie; y de todas las anécdotas que puedan contar de vos sólo van a seleccionar quirúrgicamente aquellas que no dan una fiel imagen de qué clase de persona fuiste medio en general cuando estabas “vivo”. van a exagerar tus patadas cuando jugabas al fútbol y van a descontextualizar tus reflexiones para hacerlas parecer divertidas. aparte está claro que a menos de 24 horas de tu muerte van a seguir mirándole el culo a cuanta mina vean con la misma avidez con que lo hacían cuando vos estabas vivo y que, si hay velatorio tras tu muerte, van a tratar de curtirse alguna minita ahí mismo… tus compañeros de trabajo van a seguir apurándose para llegar en hora a trabajar y bueno, nada, la vida sigue a pesar de que para vos comprensiblemente no lo haga. es normal que asumas como “importante” tu decisión, de hecho ponerle fin a la vida aparece como la decisión más importante de una vida por lo general. pero no asumas que para el resto de los seres vivos esa decisión tiene interés alguno. evitando todo ese acting vas a poder asumir con un poco más de tranquilidad tu fatídico destino, y como quien no quiere la cosa te vas a evitar el triste narcisismo del suicida, que suele creerse más importante de lo que es. tené presente que el proceso de desensamble moral al que estás sometido y que tu autoestima evanescente (en caso de que te quede algo de tal item), pueden ambos deberse a la carencia de un sitio donde asentarte mentalmente como para no sentirse pasajero ante la eventualidad de ser. asimismo considerá que todos te van a decir con lujo de detalles cómo vivir tu vida, qué hacer y pensar. es claro que todos saben cómo tenés que vivir menos vos. sucede que vivir la vida del resto siempre resulta más sencillo que vivir la propia. el mundo es un sitio tan estúpido que con un poco de paciencia habrás de encontrar hasta manuales con instrucciones para suicidarte.

en todo caso, estimado suicida, toma todo lo innecesario, vaciá tus maletas y disponte a no viajar. no abordes un bus porque de hacerlo vas a desear que el viaje no termine más, y los viajes terminan. como los helados. como todas esas cosas que vos y yo conocemos y suelen terminar…

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...