5.8.16

hidrofobia y arañas

En tiempos de crecida o lluvias intensas las arañas suelen huir de sus madrigueras instintivamente buscando el sitio más elevado y seco como para poder resguardarse del asedio líquido. La humedad despierta sus reflejos, provocándoles una insaciable curiosidad por todo recobeco que pueda contenerlas cual vientre de cemento, cáscara de protección. Muchas de ellas cargan sus ootecas encima dado que sólo así preservarán su especie. Enmarcadas en esta lucha tan involuntaria como la belleza de espectáculo que recrean en su fuga, las arañas hidrofóbicas rastrean sin cesar el modo de prolongar sus limitadas existencias. 
Jactancia humana esa de considerar limitado a cosa más que a uno mismo.


Fotos: Á. Pérez, D. Rubio

2 comentarios:

f dijo...

a principios de febrero (bastante al sur del trópico), siempre me encuentro con montones de tarántulas cruzando la ruta.
no se si es un fenómeno migratorio o huyen de la curada de algún cultivo...

qwerty dijo...

¡FOTOS! ¡Y hacemos un post entre los dos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...