12.3.15

Un pedazo de cielo disponible para usted ¡llame ya!



- ¿Y cómo es posible poseer estrellas? - preguntó el Principito.
- ¿De quién son las estrellas? - contestó punzante el hombre de negocios.
- No sé. . . De nadie.
- Entonces son mías, puesto que he sido el primero a quien se le ha ocurrido la idea.
- ¿Y eso basta?
- Naturalmente. Si te encuentras un diamante que nadie reclama, el diamante es tuyo. Si encontraras una isla que a nadie pertenece, la isla es tuya. Si eres el primero en tener una idea y la haces patentar, nadie puede aprovecharla: es tuya. Las estrellas son mías, puesto que nadie, antes que yo, ha pensado en poseerlas.
El Principito, Antoine de Saint-Exupéry, 19y algo

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...