24.2.17

La reflexión más brillante que vas a leer hoy

glitch
Necesito, como he dicho otras veces, licuadoras que sangran a borbotones y cocinas que aúllen de dolor. Espero un futuro en el que los electrodomésticos funcionen de forma biológica, rompiendo la barrera entre lo roto y lo enfermo/muerto. Justo cuando pensaba en esto me cruzo con un muchacho casi en harapos profesionales y le escucho confesar "necesito delinquir para mantenerme joven", lo asumo ladrón, pero ladrón ladrón, de esos que uno no llega a preguntarse o reflexionar si es que algunos le llaman ladrón o que definitivamente, en esencia, ES un ladrón de oficio. Porque hay ladrones y ladrones... los periodistas deportivos por ejemplos, esos ladrones no asumidos... que además de robar de lo único que hablan es de fútbol, los tirás en un JJOO y no tienen ni puta idea de nada ¿Y para cuándo unos Juegos Olímpicos para fumadores, eh? creo que se los margina socialmente forzándolos a consumir tabaco para compensar así ese déficit social que tanto daño suele producirles. Habría que inventar un robot para dejar de fumar, pero la tecnología sirve para morir, para otra cosa, el progreso tecnológico está bien porque la demanda de nuevas formas de morir es incesante. Sabido es que la mayoría de los avances modernos del S XX se dieron en época y con motivos bélicos, tanto la ciencia como la tecnología innovan para matar. Internet ya es harina de otro costal, forma parte de la guerra muda denunciada por Baudrillard, con ese "nunca una guerra fue tan silenciosa" de Guy Debord, millones de personas derramando internet sobre tu cara, porque total, creen que no se acabará. Sólo nos falta contactar con una raza alienígena a través de chatroulette y descubrir que la Tierra tiene propietario, y que le debemos 3.500 millones de años de alquiler... porque «para siempre», dijo muy segura la pompa de jabón, y así, sin más que menos, el post terminaba...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...