27.1.15

®

grandville
vi cómo decapitaban a una mosca. luego la cortaban en fetas. le hacían una lobotomía y en su cráneo sólo tenía pólvora... todos envidiaban al forense porque a pesar de ser paralítico conservaba una energía radiante y contagiosa... bueno, vamos a decir que lo envidiaban pero no tanto, no lo suficiente como para desear estar en su lugar... no era para tanto, ¿verdad?
ese forense era fanático de los gatitos, se compraría uno por día de ser por él, como quien bebe café: "deme un gatito amarillo hoy"... y sobre el mantel "ADIDAS®" le llevan al felino... qué sé yo, ya dijo pangloss que vivimos en el mejor de los mundos posibles

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...