21.11.16

Apuntes sobre la medición del tiempo

Clepsidra, primer reloj conocido
suponemos en la medición del tiempo algo sometible a control. damos por hecha le supuesta separación de los acontecimientos, una no totalidad enmadejada de lugares y hechos. y lo hacemos por un principio económico, es cognoscible lo que está delimitado. el punto de vista se pierde cuando suponemos que esa separación de acontecimientos es la realidad misma, perdiendo de vista los anudamientos, por lejanos que sean. tenemos que entender que el tiempo se mide controlando la magnitud física abstracta que cambia durante el movimiento de elemento palpable. hasta el reloj más exacto que conoce la humanidad (el reloj atómico) está calibrado para contar 9 192 631 770 vibraciones del átomo de Cesio y luego tickear. el tiempo no existe, es una creación humana que a menudo toma control de alguna de las facetas de la vida de su creador.

Reloj Atómico de pulsera
¿quién decide la duración de un segundo?

El Sistema Internacional de Unidades, que en 1960, en la XI Conferencia General de Pesas y Medidas determinó los parámetros que hoy manejamos en casi todo el mundo sobre qué unidades de medida utilizar y qué "tamaños" estas tendrían.
Hasta 1967, un segundo era la fracción 1/86 400 de la duración que tuvo el día solar medio entre los años 1750 y 1890 y, a partir de esa fecha, su medición se hace tomando como base el tiempo atómico. Y si nos ponemos bien específicos yendo según la definición del Sistema Internacional de Unidades:

Un segundo es la duración de 9 192 631 770 oscilaciones de la radiación emitida en la transición entre los dos niveles hiperfinos del estado fundamental del isótopo 133 del átomo de cesio (133Cs), a una temperatura de 0 K.
Yo debo ser la única persona a la que le parece raro, pintoresco o cuanti menos curioso, que un montón de humanos se haya juntado en una conferencia en la que determinarían cosas como cuán largo es un (1) metro.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...