26.4.14

ampollas de música

revelaciones
estoy convencido de que la música que viene, la de esa entelequia sin lugar ni efecto llamada "futuro", va a ser una música de diseño. no sólo industrial sino farmacológica, una música que va a salir de laboratorios y no de estudios de grabación. comenzaremos a fabricar pastillas de música, compuestas minuciosamente detalle a detalle, una música muda (un espectador sordo) y encapsulada pronta para consumir en orden de poder desencadenar las mismas respuestas neurológicas que la música "sónica" actual nos genera. vamos a ser unos viejos que hablarán de "la música de antes era mejor", y comentaremos con nostalgia esas épocas en las que la música aún sonaba y no todo era cóctel de químicos y respuestas propias de las neurotóxinas y hormonas artificiales. vamos a ser considerados antiguos y vetustos, salvo esos casos de cultura vintage, el mismo tipo de gente que hoy usa fonógrafos y cosas así, pero usando MP3. todos sabemos que la música es algo a lo que fácilmente podemos hacernos adictos. el modo en que el emparejamiento de los sonidos, su métrica y estructura, calza con los sonidos y ritmos vitales (latidos, tracto gástrico ante determinadas situaciones, ir y venir sanguinolento...) evidencia un factor físico del sonido, y si miramos detenidamente veremos su éxito en la imitación (arte cuya naturaleza es imitar a la naturaleza). una música que podemos tocar, prácticamente (practica + mente).

la música que viene será encapsulada. masiva y farmacopea, y será el fin de la música como sonido, ruido o eco.




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...